jueves, 25 de abril de 2013

¿Es una bendicion educar a mis hijos en casa?

Realmente es una bendición??   jaja.  Existen esos días ...  En los que te haces la pregunta... jaja  Pero he de decirte que SI!!   Que gran bendición poder educar a mis hijos.  Es una bendición, un gran privilegio y una gran aventura, verdad?? jaja.

La vida de una mujer es muy especial.  Somos los instrumentos que Dios utiliza para instruir en amor a las generaciones venideras, (día a día)   a caminar en sus sendas y seguir sus estatutos, y  vivir la vida de bendición y abundancia que el desea para todo ser humano.

Recuerdas:  "Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él"  Proverbios 22:6



es bueno educar en casa a mis hijos


A veces me imagino que podría hacer, con las frases y los chistes de cada uno de mis hijos cuenta o actua,  son muy ingeniosos y cómicos , para mi,  por supuesto !!  Son mis hijos!   Seguramente a ti también  te encantaría tener una cámara a cada momento para no olvidar algún momento especial .   Pero no todos los días son así,  cómicos o fáciles.   Menos los lunes, ¿no es cierto?? jaja!! 


Eso si, este estilo de vida es muy emocionante, muy activo,  muy práctico. Y te digo, mi amiga,  que todo esto depende de ti.   Si, de tu ACTITUD.

 Este es mi octavo año, en este diferente camino.  Ha sido una gran GRAN tarea.   Aunque para ser sincera, al inicio tuve muchas dudas y muchas luchas internas.   Nunca estudie para ser maestra, solo ayude a dar clases los domingos en mi iglesia local en Antigua Guatemala, jaja, si eso cuenta en algo. ¡No estudie para ser maestra!


 Tuve la gran bendición de tener una educación algo completa, no digo que sea ninguna erudita, ni nada de eso, jaja.  Pero termine la universidad y mi idea era buscar mi realización personal,  en mi profesión y  obviamente, con el deseo de vivir una vida agradable a Dios e instruir a mi familia a hacerlo también.  Pero Dios tenia otros planes para mi ... y si estas leyendo esto son para ti también!!!!


Así que te animo a que veas la meta, imagines el fruto y estés confiada que la cosecha será preciosa.

Animo!  Dios esta contigo.

Agradezco mucho tus comentarios, no dudes en compartirlos.   ¡Bendiciones!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comparte un comentario con nosotras!...