martes, 29 de octubre de 2013

La Fuerza de la Mujer Cristiana. Susana Wesley

hebreos 12
Desde el punto de vista  material y mundado, podríamos decir que la vida de Susana Wesley estuvo llena de penas, escasez, miseria y privaciones.   Su primogénito,  Samuel, no habló sino hasta los cinco años, ella le llamaba “hijo de mis pruebas” y oraba por él constantemente.  Con respecto a las enfermedades y dolencias de sus hijos, diez de ellos murieron por diversas causas, y ella permaneció firme en su fé hacia Dios durante todas estas circunstancias.   Desde el punto de vista Espiritual, su vida estuvo llena de victorias, riquezas y gloria!   Ella escribio:



“Aunque el hombre nazca para el infortunio, yo todavía creo que han de ser raros los hombres sobre la Tierra, considerando todo el transcurso de su vida, que no hayan recibido más misericordia que aflicciones y muchos más placeres que dolor."



"Todos mis sufrimientos, por el cuidado del Dios omnipotente, cooperaron para promover mi bien espiritual y eterno ... ¡Gloria sea a ti, oh Señor!”


Así es!   Gloria a Dios porque: ¡“A travez de las pruebas… crecemos”!  Sigamos adelante, y pongamos hoy, una vez más  nuestros ojos en Jesús, el Autor y consumador de la Fe.  Hebreos 12:2

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comparte un comentario con nosotras!...