viernes, 6 de noviembre de 2015

¿Tienes un hijo muy insistente y negociador?

Hola mamis

Hemos estado disfrutando de unos días muy tranquilos y relajados.  La verdad he aprovechado a dormir un poco mas de lo usual, lo cual no puedo hacer siempre.   Hemos empezado a organizarnos un poco más para aprovechar a leer algunos libros resagados con mis hijos... pero sin presiones de horarios... con mis hijos pequeños estamos releyendo la colección de los libros de la familia Miller... ya los conocen?   Son varios libros sobre esta linda familia, que en sus experiencias diarias de estudios y trabajo nos comparten principios bíblicos hermosos, y nos hemos estado sentado a leer sus aventuras...!!!


Pero no es siempre tan fácil, tengo un hijo que siempre quiere jugar mas que cualquier otra cosa, y es aquí donde me inspiro hoy para escribir, porque de verdad... si no me pongo un poco firme, pararíamos haciendo lo que él quiere, muchas veces si tomamos "su" rumbo y podríamos decir que debo estar un poco atenta a esta situación, porque si aflojo demasiado terminaríamos el día disfrazados de los indios cara-pálida y haciendo una fogata en la sala familiar  (ese es uno de sus sueños jaja).




Bueno el caso es que constantemente debemos buscar el balance en la flexibilidad, los juegos, la diversión y las actividades que son necesarias para que nuestros hijos aprendan y sean entrenados en lo que necesitan.

Si tu hijo es muy insistente o negociador, debes tener mas cuidado en no caer todo el tiempo en sus demandas, esto no sería muy beneficioso, aunque al momento pues se quede tranquilo porque le dejamos hacer lo que quiere, a largo plazo le enseñaremos que hacer su voluntad es una regla y no una excepción. Este pequeño detalle puede generar en un niño, muchos malos hábitos, y en la adolescencia será muy dificíl o casi imposible guiarlo o instruirlo.   Así que aunque sean muy lindas y divertidas sus ocurrencias debemos tener en mente hasta donde podemos permitirle llegar en sus demandas y sus negociaciones.

Aquí se hace lo que yo diga.


¿Te ha pasado algo similar? Cuéntanos cómo lo has resuelto...y seguramente ayudarás a otras muchas mamás que como yo nos vemos en esta situación...

Muchas gracias por tus comentarios, siempre me alegra saber de cada una de ustedes!  Bendiciones!